Asaltados a punta de escopeta
foto asalto altamar

PUBLICADO

Progreso.— Cuatro sardineros fueron asaltados en alta mar a punta de escopeta y machete, ayer martes.

Los cinco asaltantes, que llegaron en una lancha de borda baja, se llevaron dos motores fuera de borda, uno de 85 caballos de fuerza y otro de 75 hp, marca Yamaha.

También despojaron a los sardineros de bidones de gasolina, celulares e incluso hasta de los zapatos. Luego de cometer el asalto los delincuentes huyeron, las lanchas se quedaron a la deriva y fue hasta que amaneció que los sardineros pidieron ayuda a los pulperos que salían a la captura del molusco.

Los asaltos ocurrieron en un lapso de tres horas. La primera lancha sardinera que asaltaron fue la “Leonardo Israel”, de 26 pies, al filo de la medianoche.

Según el relato de los dos pescadores que estaban a bordo, Ángel Leonel Palacios Ordaz y José Mauricio Ramón Palacios, de 19 y 21 años, respectivamente, “acaba de terminar el Himno Nacional”, el cual escucharon por una radio.

La embarcación se encontraba a unas ocho millas al norte de Chelem, las redes sardineras las habían lanzado al mar y los dos pescadores, originarios de Veracruz, se disponían a descansar cuando se acercó otra lancha con cinco personas “mal encaradas” y con insultos les dijeron que se tiren al fondo del barco.

Tenía una escopeta

Los pescadores, asustados, solo alcanzaron a ver que uno de los asaltantes tenía una escopeta y el otro llevaba un machete. Con la advertencia de que “no serían los primeros que matan y apuntándoles con el arma, los obligaron a permanecer tirados en el piso de la lancha.

“Hijos de su maldita ma…, si levantan la vista los matamos, no serían los primeros”, les dijeron, y luego de quitar el motor de 75 caballos de fuerza fuera de borda, los despojaron de celulares y el radiocomunicador.

El asalto duró como hora y media, los cacos huyeron con el motor fuera de borda, los pescadores al darse cuenta que ya se habían alejado y que quedaron a la deriva, solo les quedó esperar a que amanezca. Fue como a las 7 de la mañana cuando vieron pasar a pulperos, les pidieron ayuda para reportar el caso a sus compañeros de La Caleta, a donde llegaron después del mediodía.

Los 300 kilos de sardina se echaron a perder.

Luego de asaltar la lancha, los cinco asaltantes enfilaron al Poniente, donde a las 3:30 de la madrugada, a unas cuatro millas frente las costas de Chuburná, asestaron otro golpe y asaltaron a la embarcación “Rosario”, en la que estaban Miguel Manzano Pacheco y Nahum López Domínguez, de 52 y 28 años, respectivamente, a quienes sorprendieron dormidos.

También los amenazaron con escopetas y machetes, los obligaron a tirarse en el fondo de la lancha y a López Domínguez le propinaron un golpe en la espalda con la plana del machete.

Los insultaron y advirtieron que si alzaban la vista serían asesinados y sus cuerpos serían tirados al mar.

A la “Rosario” le quitaron el motor Yamaha de 85 caballos de fuerza de dos tiempos. También despojaron a los pescadores de celulares y un radio de comunicación.

Los dejaron a la deriva y los delincuentes huyeron con rumbo desconocido.

Ayer martes, al amanecer, hicieron señas a los pulperos de Chuburná, les informaron que habían sido asaltados, les brindaron ayuda y la lancha “Rosario” fue remolcada a La Caleta, a donde arribó a las 10 de la mañana. La sardina, como 1,000 kilos, pudo conservarse.

Los cuatro sardineros asaltados interpusieron la denuncia ante la Fiscalía estatal. Los agentes acudieron a La Caleta para tomar datos y fotografías de las lanchas asaltadas.

 

Diario de Yucatán



Más
noticias