Decretan Patrimonio Cultural de Yucatán la jarana, trova y charrería

PUBLICADO

MÉRIDA.- Reconocidos como íconos de nuestra esencia: la jarana, trova y charrería fueron decretados como Patrimonio Cultural Intangible de Yucatán, tras la votación unánime de los 25 diputados de la LXI Legislatura, con lo que se da un importante paso para que las nuevas generaciones conozcan, disfruten y fomenten la práctica de estas manifestaciones culturales mexicanas por excelencia.

 

“No podemos darnos el lujo de permitir que el tiempo y el entorno vayan diluyendo las expresiones más puras de una cultura que llega a nuestros días después de siglos de construcción. Estamos haciendo no solo lo correcto, sino lo necesario para crear las condiciones de protección al acervo cultural de Yucatán”, afirmó la presidenta de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado, Celia Rivas Rodríguez.

 

En sesión de Pleno plagada de colorido ante la presencia de varias decenas de charros, jaraneros y exponentes de la trova yucateca, los diputados de las fracciones y representaciones de seis partidos políticos reconocieron la trascendencia de nuestras tradiciones y la importancia de las expresiones artísticas de un pueblo entregado a la cultura y propagación de la misma.

 

“Quiero agradecer públicamente a todos los legisladores por hacer patente este interés de Yucatán, por mantener parte de lo que hemos fabricado a lo largo de nuestra historia como sociedad, por cuidar lo que nos distingue en todo el mundo”, subrayó la legisladora.

 

Rivas Rodríguez destacó que las tres votaciones de este día encierran un profundo significado que va mucho más allá de un reconocimiento pues “vivimos en un mundo interconectado tecnológicamente en el que todos los días somos testigos de miles de eventos”.

 

“Recibimos tanta información todo el tiempo que poco a poco vamos perdiendo el gusto por profundizar en un tema. Hoy hemos dado un paso importante para asegurar que estas manifestaciones artísticas no se sometan ante un mundo que empieza a valorar la inmediatez por encima de la construcción pausada de emociones”, añadió.

 

Durante la discusión de los dictámenes, el Presidente de la Comisión de Arte y Cultura, Elías Lixa Abimerhi (PAN), destacó que si alguna comisión está llamada a integrar todas las manifestaciones y las propuestas, es la que él preside por lo que agradeció continuar con un Congreso de puertas abiertas, como fue acertado invitar a expertos en el tema porque fue una excelente oportunidad de ampliar los criterios.

 

“Se profundizó atendiendo las propuestas de los diputados y haciendo la premisa de tener tanta sociedad como sea posible y solo tanto gobierno como sea necesario”, señaló.

 

Al abordar la iniciativa de la Jarana, la diputada Elizabeth Gamboa Solís (PRI), calificó a esta manifestación como una pieza de danza y música, muestra perfecta del mestizaje artístico y como uno de los actos que nos identifica a cada uno de los que habitamos en Yucatán.

 

En el tema de la trova, la diputada Marisol Sotelo Rejón (PRI), señaló que este género musical urbano se puede disfrutar cada momento, convirtiéndose en un tesoro nacional que lo componen aventuras y hazañas de quienes las escriben e interpretan.

 

Al hablar de Charrería, el diputado Enrique Febles Bauzá (PVEM), aclaró que la diferencia entre la charrería que es un deporte federado y los distintos espectáculos que maltratan y ponen en riesgo los animales, es que el deporte nacional preserva las buenas prácticas, el cumplimiento de un reglamento y la relación armónica entre el jinete y su caballo.

 

Por su parte, la diputada Verónica Camino Farjat (PRI), reveló que la Charrería transmite valores, buenas costumbres, fomenta la unión de las familias, el apego a la comunidad y el amor y respeto a quién se vuelve un miembro especial en la familia, el caballo.

 

La mesa directiva estuvo integrada por la diputada y los diputados Marco Vela Reyes (PRI), presidente; Marena López García (PRI) y Rafael Montalvo Mata (PAN), secretarios.

 

PLACA

 

Al finalizar la sesión ordinaria, en el salón de usos múltiples “Consuelo Zavala Castillo”, la Unión de Asociaciones de Charros de Yucatán y la Asociación de Charros “Chacho Lugo” entregaron un reconocimiento a la LXI Legislatura por aprobar la declaratoria de Patrimonio Cultural Intangible del estado a la Charrería.

 

La placa conmemorativa entregada a la Presidenta de la Junta de Gobierno, Celia Rivas, y al presidente de la Comisión de Arte y Cultura, Elías Lixa, inscribe en su leyenda que esta importante acción mantiene, preserva y fomenta las costumbres, valores y tradiciones de México, así como la identidad cultural de la entidad y el país.

 

En el acto estuvieron presentes el Presidente de la Federación Mexicana de Charrería, Miguel Ángel Pascual Islas, y el Presidente estatal, Orlando Enríquez López.

 

Advertisements

Más
noticias