Dos abuelos de Conkal le quitan a una niña a su propia hija: están sujetos a juicio

PUBLICADO

MÉRIDA.- La juez de control Suemy del Rosario Lizama Sánchez imputo a los abuelos José Luis Amézquita González y Geny Guadalupe Quijano Salazar, acusados del delito de sustracción de menores, ya que la pareja, con el pretexto que su hija le daba mala vida a su nieta, se quedaron con la menor.

Sin embargo, la activista Adelaida Salas Salazar, presidenta del Observatorio Nacional del Feminicidio, capítulo Yucatán y quien, a la puerta del Centro de Justicia Oral de Mérida se manifestó y dijo que la madre perdió la patria potestad.

Dijo que, extrañamente la juez Merley Novelo Yeh ejecutó un juicio de pérdida de patria potestad en contra de los padres de la niña y les dio la patria potestad a los abuelos, debido a una supuesta violencia doméstica, “cuando aquí la única violencia fue la violencia institucional contra la mujer (la madre).

Afirmó que, a partir de ese fallo erróneo, la juez fue trasladada a Motul, no sabe si como castigo o qué y dijo que la Prodemefa ha actuado con parcialidad en este caso, movida por oscuros intereses.

Sin embargo, parece que la Fiscalía no tomó en cuenta esto y procedió penalmente contra la pareja de abuelos.

Denunciaron la sustracción de menores los padres de la niña, de seis años de edad, Saúl Adrián Gama Rivero y Geny Guadalupe Amézquita Quijano.

Como medidas cautelares se establecieron la obligación de que la pareja de abuela acuda a firmar todos los lunes de cada semana ante el Centro de Supervisión de Medidas Cautelares, en un horario de 8 a 15 horas, y les prohibió salir sin autorización del Estado.

La audiencia de vinculación a proceso será el lunes 18 de abril, en tanto que  las medidas cautelares finalizarán el 11 de agosto.

Según la información recabada, en los últimos días del mes de enero y los primeros de febrero, la querellante, acompañada de su hija, viajó desde Cancún para visitar a sus padres, quienes viven en Conkal, en donde se realizaba el Carnaval.

La mamá de la niña dijo que estuvieron unos días de visita en casa de sus papás, quienes le solicitaron que dejara a su hija unos días más, a lo cual accedió.

Finalmente, el 1 de febrero pasado acudió, acompañada de su esposo, a recoger a su hija y los ahora imputados se negaron a entregarla, de modo que interpuso la formal denuncia para recuperar a su niña.

Advertisements

Más
noticias