En duelo de carreras, los Leones se llevan la serie en Oaxaca: 19 x 18

PUBLICADO

OAXACA- Lo que son las cosas, los Leones de Yucatán batearon 14 imparables y anotaron 14 veces en el quinto inning, con lo que se quedaron a una carrera del récord en un episodio de la LMB, pero fue Luis Alfonso García quien decidió el juego con sencillo en la novena entrada para que Yucatán venciera 19×18 a los Guerreros de Oaxaca, con lo que aseguraron la serie por adelantado en el Parque Eduardo Vasconcelos.

En una auténtica feria de batazos por todos lados, las fieras consiguieron, pese al segundo salvamento botado de Ramón Troncoso en la temporada. A cambio, el cerrador dominicano se quedó con el triunfo, tras un largo desfile de nueve lanzadores por la escuadra de Willie Romero.

Fue una noche en la que los lanzadores brillaron por su ausencia y para muestra el ejemplo del abridor melenudo, Danny Gutiérrez, quien en un tercio de trabajo se llevó a cuestas seis carreras. En un mal debut con los melenudos. Perdió el juego el cerrador local Luis Ramírez.

La carrera decisiva de los melenudos cayó en la novena, poco después que los locales empataron el juego a 18. Héctor Giménez dio hit al center, Jaime Pedroza lo avanzó con toque y después García lo mandó a la goma con la carrera del triunfo.

En el cierre de la novena, “Cacao” Valdez atrapó un elevado profundo de Alex Ortiz, para concluir el partido cuando parecía que los Guerreros volvían a revivir.

En el inning de 14 carreras, 18 melenudos se pararon en la caja de bateo y batearon 14 hits. Miguel Cruz, Ricardo Serrano, Jesús Valdez, Héctor Giménez y Jaime Pedroza batearon de a dos imparables.

Nadie pensaba que el partido tendría tintes dramáticos de más de cuatro horas cuando en el primer inning los melenudos anotaron dos veces con imparables productores de Jesús Valdez y Héctor Giménez, pero Guerreros respondió con seis rayitas en el inicio del juego de volteretas.

En la cuarta, los bélicos alargaron a 9×2 su ventaja con tres carreras, pero después llegó el rally de los selváticos que parecía darle ventaja decisiva en la quinta. Sin embargo, en el cierre nuevamente Oaxaca timbró cuatro veces, para acercarse en la pizarra a 13×16.

En la sexta, Yucatán timbró dos más para llegar a 18, pero los locales empataron el juego en la octava con cinco carreras ante tres lanzadores, entre ellos Ramón Troncoso, en donde destacó el jonrón solitario de José Martínez.

En total se batearon 46 hits, 22 de ellos de los melenudos, en una noche que soñarán los lanzadores porque realmente se vieron muy mal.

Este jueves la serie concluye con el tercer juego a las 19 horas y subirán al montículo Marco Quevedo contra el bélico Daniel Guerrero.

Advertisements

Más
noticias