Ejemplar castigo

PUBLICADO

PROGRESO.— Por lo menos tres lanchas pesqueras de la comisaría de Chuburná fueron confiscadas anteayer domingo por la Policía Estatal por llevar a visitantes a pasear y pescar, a pesar que está suspendida toda actividad recreativa en el puerto.

De acuerdo con información recabada en fuentes policíacas y entre el sector pesquero de Chuburná, el domingo a pesar que la navegación recreativa está suspendida por las nuevas medidas para prevenir la propagación del coronavirus, varias lanchas ribereñas salieron del puerto de abrigo, pero no a pescar, sino que llevaron paseantes a pasear y para la práctica de la pesca deportiva.

Algunas embarcaciones arribaron poco antes del mediodía con sus pasajeros, pero otras retornaron poco después de la 1 de la tarde, y cuando atracaron en el puerto de abrigo ya estaban varias patrullas de Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y municipales, esperando, así que procedieron a aplicar la sanción.

Los dueños de las lanchas y pescadores trataron de oponerse con el argumento de que las embarcaciones son pesqueras y no de recreo, y que la situación económica es crítica.

Otros permisionarios apoyaron las sanciones porque no está autorizada la actividad recreativa.

De acuerdo con los informes, los agentes procedieron a confiscar las tres lanchas y las trasladaron al corralón.

Los dueños deben pagar una multa, cuya cantidad no se precisó, para que les entreguen las embarcaciones.

Otra sanción

El mismo domingo, lanchas patrullas de la SSP que recorrían la costa avistaron un yate que navegaba frente el litoral progreseño, así que lo abordaron y lo escoltaron hasta el puerto de abrigo de Yucalpeten donde quedó en resguardo en una marina .

En este caso, el propietario también deberá pagar una multa porque está suspendida la navegación de embarcaciones de recreo.

 

 

 

Fuente: Diario de Yucatán

 

 






Más
noticias