Un investigador ve guerra sucia dentro del PRI
foto elecciones 2018

PUBLICADO

El investigador y analista político Luis Ramírez Carrillo advierte de los efectos de una guerra sucia en el proceso electoral, que busca influir en el ánimo de los votantes con estrategias de descalificación a algunos actores políticos.

En una entrevista, el investigador del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi” de la Uady dice que se está apenas en el principio de una campaña “en la que veremos que se vayan soltando montones de borregos e historias”.

A una pregunta, se refiere también a la versión televisiva difundida ayer que involucra en una supuesta venta ilegal de tierras a Jorge Carlos Ramírez Marín cuando era titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), y no duda en afirmar que se trata de fuego amigo, de una guerra intestina en el PRI en busca de descalificar a quien se ve con posibilidades de ser candidato a gobernador.

El doctor Ramírez Carrillo formula, entre otros, los siguientes conceptos:

Estamos viendo una etapa más de la forma de hacer política que se inauguró hace dos sexenios. Ante la creciente capacidad de replicar información en las redes, ahora se recurre más a la difamación y al infundio.

Es el principio de una campaña en la que veremos que se vayan soltando montones de borregos e historias. Ya luego se verá si son verdad o no… Lo importante es generar una respuesta de los electores.

En el caso del diputado Ramírez Marín creo que es bastante trasnochada una acusación que se refiere a un evento de hace 20 años. Veo muy forzado, muy jalado de los cabellos tratar de encontrar algo en un hecho con ese tiempo transcurrido. No le haría mayor caso. No parece que algo así pueda tener visos de una acusación seria.

Lo que está mostrando este caso es la importancia que le dan al diputado Ramírez Marín como viable candidato a gobernador. Ante la fuerza que ha tomado a nivel nacional, obviamente se trata de descalificarlo.

Definitivamente es guerra sucia. Son sus enemigos políticos, sus contricantes del mismo PRI en Yucatán que lo están descalificando para quitarle peso.

En unas semanas tiene que haber candidato y seguramente el licenciado Ramírez Marín va a tratar de inscribirse como precandidato. Los otros (aspirantes) son de color local y de tamaño local y se encontrarán en problemas para poder ganarle la candidatura, particularmente en un momento que, como vimos hace unos días, se ratificó la victoria del PRI en el Norte. En la medida que se atribuya el éxito al equipo jurídico del licenciado Ramírez, esto pone un equilibrio en la balanza de fuego amigo.

En definitiva, es fuego amigo, un movimiento dentro de los propios priistas que están interesados en descalificarlo como candidato.

La clave está en ver cuáles son los medios que están difundiendo esto. Si se reproduce en las redes con fuentes extrañas, que luego lo van replicando y replicando por miles, entonces queda claro que es un sistema bien organizado para desprestigiar, difamar y difundir, aprovechando que en las redes no hay regulación. Se opera con una vieja frase: “Calumnia, que algo quedará”.

Guerra sucia Disputas en el PRI

El doctor Luis Ramírez ve señales de guerra en el PRI por la candidatura a gobernador.

Descalificación

El investigador de la Uady opina que la versión que involucra al diputado federal Jorge Carlos Ramírez es parte de esa guerra sucia, en busca de descalificar a alguien con posibilidades de ser candidato a gobernador. Los más interesados en esa estrategia, añade, son sus oponentes dentro de su partido.

La reacción inmediata

También señala que los ciudadanos están atestiguando el principio de una campaña en la que se soltarán muchos borregos e historias. Ya luego se verá si son verdad o no, pues lo inmediato para los autores de esas estrategias es generar una reacción en el ánimo de los votantes potenciales, de cara al proceso electoral de 2018.

 

 

Diario de Yucatán



Más
noticias