MÉRIDA.- Los jóvenes Rodrigo V.G. y Alejandro C.A. fueron vinculados a proceso ayer jueves y seguirán detenidos, durante tres meses, en el Centro Especializado en la Aplicación de Medidas para Adolescentes (CEAMA).

Estos presuntos delincuentes están acusados de los delitos de privación ilegal de la libertad, robo simple y robo de un automóvil, luego que el jueves 17 secuestraron a Margarita Oramas Jiménez, de 72 años de edad, a quien tuvieron en el motel Recinto Real.

La Fiscalía General del Estado (FGE) aportó los datos de prueba ante el Juzgado Especializado en Justicia para Adolescentes para que ambos jóvenes fueran vinculados y la autoridad judicial estableció un plazo de cierre de investigación de 20 días.

Según la Fiscalía, a los acusados les cambiaron los delitos y les quitaron uno, pues inicialmente estaban acusados de privación ilegal de la libertad, robo con violencia, robo de vehículo automotor y falsificación de documentos, pero ahora cambiaron el de robo con violencia por el de robo simple y quitaron el de falsificación de documentos.

Los dos adolescentes secuestradores de la señora Margarita Oramas Jiménez conocían bien las actividades que realizaba su víctima, pues mantienen contacto con Koki y Gabriela Dogre, nietos de la mujer.

Los sujetos fueron estudiantes del Instituto Cumbres y eran “amigos” de Koki Dogre y Gabriela Dogre, nietos de doña Margarita.

Los jóvenes plagiarios, como informamos, interceptaron a doña Margarita Oramas a la salida del Casino Life, la amagaron con una pistola de diábolos y se la llevaron en la camioneta de la propia víctima.