Modificar temporada de pulpo, afectara al pescador

PUBLICADO

PROGRESO.— Acortar la temporada de captura de pulpo será un duro golpe para los pescadores que mantienen la esperanza de mejoría económica en el molusco, pero también hay que tomar en cuenta que si el precio estará bajo, tampoco será costeable salir a pescar, dijeron ayer jueves permisionarios de lanchas pesqueras de Chuburná y Chicxulub.

Consideraron que no es acertada la propuesta de prolongar al 30 de septiembre la veda del molusco (que oficialmente es del 16 de diciembre al 31 de julio) porque octubre ya es la época de nortes y, al final, solo un mes se capturaría el octópodo.

Anteayer Enrique Sánchez Sánchez, delegado de la Canainpesca en Yucatán, dijo que la agrupación propone a los pescadores de barco y de lancha que la pulpeada sea del 1 de octubre al 31 de diciembre, en vez del 1 de agosto al 15 de diciembre, porque no hay exportaciones del molusco a Europa y Asia debido al cierre de los mercados por el Covid-19.

Sanchéz Sánchez indicó que tampoco hay demanda de pulpo en México, hay poco más de 7,000 toneladas de molusco yucateco en congeladoras de Progreso, Guadalajara, Monterrey y Ciudad de México, que no se puede vender, y que si se abre la pulpeada en agosto, el kilo se pagaría a $30 (contra los $70 con que cerró en 2019).

Al respecto, Daniel Castro Narváez y José Betancourt Ávila, permisionarios de lanchas pesqueras en los puertos de Chuburná y Chicxulub, expresaron que con esa propuesta, el pescador será el más afectado.

Betancourt Ávila opinó que no se debe modificar la temporada de pesca de pulpo porque los pescadores tienen cifradas sus esperanzas en la pulpeada, pero tampoco se debe pagar barato el kilo.

Señaló que el kilo del pulpo se pagaría a $55 a los permisionarios, pero a los pescadores en la playa, a $40; los pulperos tendrían que pagar la carnada porque, de lo contrario, no sería redituable.

“En la temporada pasada se pagó a $70 el kilo y más o menos hubo ganancias; los dueños de las congeladoras deberían de hacer un esfuerzo y mantener ese precio, porque, de lo contrario, será muy difícil la recuperación económica del pescador”, señaló Betancourt Ávila.

Dijo que los empresarios pesqueros tienen que ver cómo desplazar el pulpo que tienen en las plantas, pedir financiamiento al gobierno para que la pesca no se detenga y puedan comprar pulpo en la temporada que se inicia el 1 de agosto.

 

 

 

Fuente: Diario de Yucatán

 

 

 






Más
noticias