El Papa en Villa Nazareth

PUBLICADO

Una tarde con el abrazo del Papa, y con la confrontación contundente aun en los temas más candentes de la Iglesia: es lo que se vivió en Villa Nazaret, estructura creada en Roma en 1946, gracias a mons. Tardini, que un tiempo acogía huérfanos y niños pobres y ahora alberga a estudiantes meritorios que lo necesitan.

El Santo Padre los invitó a actuar, a arriesgar e incluso a cometer errores, esto es mejor que las “vidas aparcadas”, vidas de “museo”. Fuerte entonces el énfasis en el martirio de los cristianos. “No me gusta, y quiero decirlo claramente, no me gusta cuando se habla de un genocidio de los cristianos, por ejemplo, en el Oriente Medio: se trata de un reduccionismo, es un reduccionismo.

Más
noticias