El presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso en Michoacán, Pascual Sigala Páez propondrá un punto de acuerdo para solicitar al presidente Enrique Peña Nieto, instruya a la titular de la Procuraduría General de la República que se desista de la acción penal en contra José Manuel Mireles y con ello se logre su pronta liberación.

El diputada del PRD señala que mientras se exonera a algunas personas que tuvieron evidente complicidad con el crimen organizado, otros 385 ciudadanos que combatieron a los grupos delictivos en Michoacán, están presos en distintas cárceles del país, la mayoría de ellos por portación de armas de fuego de uso exclusivo del ejército.

Mireles es reconocido como vocero de los grupos de autodefensa de Michoacán, se encuentra preso desde hace un año y ocho meses en una cárcel de Hermosillo, Sonora, aunque se autorizó su traslado al penal de Mil Cumbres.

Sigala Páez recuerda que la irrupción de las autodefensas no fue contra el Estado, fue un acto desesperado por salvar la vida, la integridad física y emocional, así como la dignidad y el patrimonio de los ciudadanos que padecieron el abandono  institucional, de quienes debían protegerlos.

Quién también se pronunció por la liberación de Mireles fue la legisladora perredista María Concepción Valdés Ramírez, secretaria de la Comisión Ordinaria de Derechos Humanos en la Cámara de Diputados.

Con información Quadratín