Progreso padece siete meses de malas decisiones, cero obras e inseguridad

PUBLICADO

PROGRESO.- Resultado de sus malas decisiones, de sus contradicciones y la falta de obras, en menos de ocho meses el alcalde José Cortés Góngora ha logrado poner en su contra a la inmensa mayoría de los progreseños y a varias agrupaciones, molestas porque las acciones del edil originario de Chemax no convencen y por el contrario afectan a los ciudadanos.

Lo visible de esta errática Comuna es la falta de obras, calles sin iluminación y en mal estado, pero por el contrario destaca el sueldazo que se pusieron los regidores y lo que más llama la atención es la intención del alcalde de privatizar el agua potable y la recolección de basura.

“A siete meses y medio de la actual administración municipal, las acciones del alcalde no convencen pero que en cambio afectan, de modo que el presidente municipal ha logrado unir a varias agrupaciones en contra del Ayuntamiento”, aseguró Javier Góngora Domaní, secretario general de la Croc de este puerto.

A su vez, Martha Isabel Trejo, presidenta de la Cámara de Comercio y Servicios Turísticos de esta ciudad, señala que en lo único bueno que ha hecho el Ayuntamiento y los regidores es aumentarse el sueldo, porque no hay obras, persiste la inseguridad, hay calles en mal estado, con baches incluso las del centro del puerto  y falta iluminación.

-En los casi ocho meses de esta administración municipal no se ve ningún avance en el puerto, pues no hay obras, pero en cambio se nota que hay inseguridad y robos; lo único que se ha hecho, además del aumento de los sueldos de los regidores, son los planes para privatizar el agua potable y la recolección de basura –señaló la dirigente de la Canaco.

Por su lado, Jesús Quintana, secretario general del sindicato de Trabajadores del Municipio de Progreso señaló que la agrupación que dirige demandó al Ayuntamiento por el despido injustificado de cinco trabajadores sindicalizados que tenían varios años prestando sus servicios en la Comuna.

Jesús Quintana indicó que el sindicato que dirige, en defensa de sus agremiados, es la que presentó la demanda laboral ante la Junta de Conciliación y Arbitraje y se pidió la reinstalación de los cinco trabajadores y el pago de sueldos caídos.

Javier Góngora, líder de la Croc municipal, señaló que el alcalde ha logrado unir en contra del Ayuntamiento a taxistas de Chicxulub, comisarios municipales, recolectores de basura, comerciantes, locatarios del mercado municipal, restauranteros, albañiles  y numerosos habitantes del puerto.

Góngora Domani afirmó que para los alarifes agrupados en el sindicato 3 de Mayo, hay cero obras de parte del Ayuntamiento, les dicen que les van a dar trabajo, pero ya pasaron siete meses y no hay nada para ellos.

El líder de la Croc municipal recordó que en su campaña por la alcaldía, José Cortés dijo “Progreso para los progreseños”, pero ahora resulta que no es así, pues sus principales asesores, Freddy Santos Morales (Oficial Mayor), es de Izamal y Daniel Rochel, es meridano.

-La recolección de basura y el agua potable quiere concesionarlas a empresas foráneas, ¿dónde quedó Progreso para los progreseños?

Javier Góngora también se refirió al caso de Martha Cortés Herrera,  sobrina  y secretaria particular del alcalde, quien a pesar de que no cobra en el Ayuntamiento, hay claro nepotismo, tiene injerencia en la Comuna.

Javier Góngora también dijo que el actual Ayuntamiento pretendió despedir a 18 trabajadores sindicalizados agrupados en el sindicato de la Croc, pero solo cesó a cinco.-

 

Más
noticias