Reciben certificación Platino por segundo año consecutivo

PUBLICADO

El Instituto Mexicano de Normalización y Certificación certificó de nueva cuenta 3.7 km del litoral yucateco como Playas Platino por su calidad ambiental y social.

Mérida.- Siete playas de Yucatán, Río Lagartos, Celestún, Telchac, Sisal, Cancunito, San Felipe y El Cuyo, recibieron por segundo año consecutivo la certificación de Playas platino por sus estándares de calidad ambiental y social, distinción que viene a contribuir a los esfuerzos del Gobernador Mauricio Vila Dosal para atraer mayor turismo e impulsar la actividad económica y la generación de empleos en esas comunidades.

Luego de la visita de evaluación por parte de los auditores del Instituto Mexicano de Normalización y Certificación, organismo encargado de dicho proceso, se constató que dichos puntos cumplen con los requisitos para obtener una re-certificación en este rubro.

Como parte de esta metodología, en el resultado de la evaluación se destaca que las playas redujeron su porcentaje de contaminación hasta en un 94% en Celestún; en Telchac, la contaminación se redujo en un 88%, en Sisal un 74%, en Cancunito un 93%, en San Felipe un 87% y en El Cuyo un 71%. 

Se redujo hasta en un 94% el índice de contaminación por residuos sólidos en las Playas Platino de Yucatán.

Playas Platino es una certificación otorgada por el Instituto Mexicano de Normalización y Certificación y tiene la visión de lograr que las playas del país sean conocidas por su belleza escénica, excelencia ambiental siendo libre de contaminación, seguridad, instalaciones, señalización con información relevante de cada playa y accesibilidad universal. 

Cabe señalar que, en 2019, el Gobierno de Yucatán encabezado por el Mauricio Vila Dosal sometió al Instituto Mexicano de Normalización y Certificación 3.7 km de litoral en siete playas yucatecas para obtener el certificado como Playas platino, cuatro de ellas se encuentran en alguna Reserva de la Biosfera y dos más en Reservas Estatales.

La metodología certifica que las playas con este distintivo cumplan con los requisitos de ser playas libres de residuos sólidos, residuos peligrosos, aceites o derivados de petróleo ni heces fecales. También, que cuenten con señalización con información del cuidado, protección del ecosistema costero y medidas de seguridad para los visitantes, estaciones de botes de residuos sólidos urbanos en playa y alejados del mar, entre otros requisitos.

Para mantener el estándar de calidad que exige esta certificación, en cada una de estas playas se cuenta con un grupo de trabajo, que en la mayoría está conformado por mujeres con los que se organizan acciones concretas como limpiezas mensuales de playa y manglares, programas de esterilización para fauna doméstica y capacitación en turismo.

Más
noticias