Una Celestunense casi mata a su ex jefa, pero “reparó” el daño con $20 mil

PUBLICADO

MÉRIDA.- Por medio de un procedimiento abreviado, Yolitze Ysamar Balderas Pech fue sentenciada a dos años de cárcel, por el delito de lesiones que ponen en peligro la vida, ya que en Celestún acuchilló a su ex jefa, porque ésta la corrió de la chamba por conflictiva.

Con pagar una lana, la ahora condenada, quien tiene un brazalete electrónico, no pisará la cárcel, además de que entregó 20 mil pesos a la víctima, con lo que dio por reparado el daño. También se le amonestó públicamente y suspendieron sus derechos políticos.

La sentencia fue dada a conocer tras un procedimiento de juicio abreviado, en el que la inculpada fue encontrada responsable del delito ocurrido en Celestún el 29 de octubre del año pasado.

El día de la agresión, María Susana Chim Pech se dirigía a su centro de trabajo junto con su hermana, cuando se le acercó Yolitze Ysamar, en la calle 8 entre 23 y 25 de la colonia San Román, de Celestún, y la lesionó en el abdomen con un cuchillo, provocándole lesiones que ponen en peligro su vida.

Más
noticias